sieteiglesias

Viaja Menos Estresado

Viajar es una de las cosas más fascinantes; conocer un nuevo lugar con bellos paisajes, una cultura totalmente distinta y probar sabores únicos.       Si bien, la libertad que ofrece la espontaneidad de ir a tu destino sin un itinerario puede dejarte experiencias e historias irrepetibles; la realidad es que un viaje sin planificación no siempre es lo ideal.      Por ello, te presentamos algunos tips para que tu próximo viaje sea excepcional:  1. Elegir el destino: Lo importante son tus intereses personales. Montañas, playas, ríos, ciudades, arqueología, etc. Si lo que quieres conocer implica muchas actividades y diferentes tipos de ambientes, lo conveniente es investigar qué lugar concentra todo lo que buscas.  2. Temporada de viaje: Hay épocas del año en que ciertos sitios turísticos no son ideales para conocer, ya sea ´por migración de algunas especies, cambios en el paisaje por cuestiones climáticas, estaciones del año, eventos culturales, sociales, entre otros aspectos. Siempre debes estar consciente y preparado para cualquier eventualidad que limite o amplíe tu experiencia. También toma en cuenta que si viajas en temporada vacacional, tu planeación debes hacerla de 3 a 6 meses previos, esto evitará que tengas problemas para reservar avión, hoteles y recorridos turísticos.  3. Vuelos: Elegir la aerolínea y los horarios adecuados es fundamental para que tu viaje no se convierta en una actividad con presiones y estresante. Lo ideal es llegar lo más temprano posible a tu destino para aprovechar el día al máximo y que tu retorno sea lo más tarde del último día de tu estancia para que tengas tiempo de realizar compras de última hora, conocer algo que creas interesante antes de partir y sobre todo llegar con suficiente calma al aeropuerto. También ten en cuenta que si planificas y compras tu vuelo con suficiente anticipación puedes encontrar excelentes ofertas.  4. La ruta: Con la ayuda de un mapa turístico o aplicación telefónica, puedes darte una idea de las distancias entre un lugar y otro del destino de tu interés y así planificar día a día los sitios que visitarás.  5. Los hoteles: No siempre es aconsejable reservar toda tu estancia en un mismo lugar, ya que no todos los destinos turísticos son accesibles en tiempo y distancia. Una vez establecida tu ruta, verifica en qué sitios es recomendable hospedarse y de acuerdo a tus preferencias elegir la categoría de hotel que mejor te convengan.  Ahora que ya sabes los beneficios de planificar tu viaje ¡Esperamos puedas ahorrar tiempo, dinero y sobre todo aprovechar cada momento de tu estancia al máximo!